2 dic. 2010

Martes 30 de noviembre de 2010

Tan sólo han pasado 4 horas desde que decidí desconectar del mundo y ya está sonando el despertador… Ufff que mal cuerpo… Ok, lets go Vi! 06.30 horas de la mañana, empieza el segundo día de aventura, con las pilas menos cargadas que ayer, pero con una gran ilusión y a la vez preocupación. Tengo que deciros que aparte de habitación también entraba desayuno, royo buffet continental o como se llame, así que aproveche para ponerme ciego de comida, porque no sabría hasta cuándo podría comer algo en condiciones, zumos, fruta, chorizo, jamón, cereales, queso, membrillo, vaaaamos cooo!!! todo ahí juntito. Después de la comilona, tenía un taxi en la puerta, esperando para llevarme a la estación del norte, me decidí por el taxi, porque: UNA “Hace frío”. DOS “Esta lloviendo”. TRES “Esta a tomar por culo (15km)”- CUATRO “No voy a cargar con las maletas en tranvía, y dos trasbordos de metro” y CINCO: “porque me sale de los huevos”. Pensaba que con el taxi tardaría menos, y me saldría por unos 20 euretes, intenté ponerme de acuerdo con algún inglesito/a, pero son tan rancios y tan rarunos que cada uno hacía su marcha (que les den); pueeessss ¡me equivoqué! Los catalanes, que seguían de fiesta por la victoria del Barça habían quemado varios coches y estaba todo colapsado, una de coches por todos lados, y el chico que me llevaba, cangándose en todo, parecía majo y según mi Iphone, me estaba llevando por el buen camino, así que no quería timarme, en fin, una hora de taxi y 33 pavazos de carrera, si señor 33 pavazos, a los que tenemos que sumar 12 del autobús al aeropuerto de Girona, menos mal que según Ryanair nos devolverán todo el dinero que nos gastemos hasta llegar a Edimburgo.

Ok!! Para no alargarme mucho, decir que ya he subido al bus (después de una hora de espera) y que aun tardaré otra hora y media en llegar a Girona. Una vez en el aeropuerto pues lo típico, facturar, control de pasaportes, y más esperas (jodo cuanto tiempo perdido), hasta que al final nos montamos en un avión, no muy grande por cierto, donde nos tenían como chorizos, todos embutidos ahí, cuantos más, mejor; dios que pésimo… Bueno, pues el vuelo genial, en cuanto a turbulencias y cosas de esas, fatal para mis piernas que apenas cabían en ese habitáculo donde estaba.


(En ese avioncito y con este tiempo he viajado...)


(Vistas desde mi minúsculo habitaculo. ¿Son nubes o es que esta nevado?)

Y… por fin piso suelo inglés!! Una primera impresión rara y fría, porque estaba todo nevado y hacía un frío del carajo. Entonces aquí pensaba yo que empezaría mi odisea de buses, trenes y mucho dinero y tiempo perdido hasta llegar a Edimburgo, pero, ¿Cuál fue mi sorpresa? Que desde allí y con otra compañía de bajo coste inglesa, podía coger otro vuelo y que me llevaría hasta mi destino, y así lo hice, busqué por el aeropuerto el stand de la compañía “BMiBaby” y empezó mi primera clase de inglés con la chica que me atendía, tan mal no lo tuve que hacer porque al final compre el billete, facturé y demás cosas, así que he salido airoso de mi primer encuentro con ingleses, así que nada, eran las 14.30 y tenía que esperar hasta las 17.00 que era cuando salía el vuelo. Yo fijaos como estaría de contento, porque veía que las cosas empezaban a irme bien, pero… poco me duró la alegría, porque empezó a nevar de tal manera, que en la pantallita donde salía mi vuelo empezó a salir esa palabra maldita… DELAYED… Delayed?? Pero hasta cuando delayed?? Para quien no lo sepa, delayed significa, que se retrasa la salida del avión, primero lo delayed hasta las 17.30, algo entendible, después 17.50, ahí ya empezaba a mosquearme, después delayed hasta las 18.10, empezaron a tocarme los cojones y ya me temía la cancelación del vuelo, y pensaba, os juro, que pensaba que me iba a quedar otra noche por ahí perdido, sin poder llegar a mi destino.

(Para la espera, nada mejor que una Cocacola Cherry y unas Pringles Cream Onion)

Bueno, pues a las 18.10 estaba haciendo yo cola para embarcar, pero hasta las 19.00 no empezamos a subir al avión debido a fallos técnicos del motor, MATAME CAMIÓN, con el gafe que llevo tan solo queda que pete el avión y muramos todos.

(Hasta en el aeropuerto de East Midlands se despiden de mi a la "española")

Pues no, el vuelo fue, semi-tranquilo, porque un par de sustillos sí que nos llevamos sí, que ya me imaginaba yo que saldrían las mascarillas esas para respirar, pero al fiiiinaaaaaaaaaaaal, porrrr fiiiiiiiiiin aterricé en el aeropuerto de Edimburgo, después de tanto sufrimiento, ahí estaba, observando por la ventanilla del avión la cantidad inmensa de nieve que se acumulaba por toda la pista, ahora entiendo porque me cancelaron el vuelo, es que eso parecía Finlandia, Laponia, Rusia o vete a saber tu, es que ni en Sierra Nevada tienen tanta nieve. Seguidamente fui a recoger mi maleta, y sorpresa la mía, se había hecho un cambio de color a lo Michael Jackson, o es que la habían tirado por el suelo y tenía más nieve que para que contarte, pues efectivamente, mi maleta negra, estaba cubierta de nieve, le faltaba una rueda y estaba un tanto rallada, ¿peeero qué más dará? Porque ya estoy en Edimburgo!!! Lo de la rueda de la maleta me jode bastante, porque no veas lo coja que va, pero bueno, me apañare…


Nada más salir del aeropuerto no sabía qué hacer, y ¿a que no sabéis a quien tenía delante? Pues a un grupito de 7 u 8 españoles, ¿pensáis que les pedí ayuda? Pueesss NO!!! Me volví dentro y me fui a información a preguntar que como iba al centro (y todo eso en inglés claro, ¿si no que coño estoy haciendo aquí si no es practicar y mejorar mi inglés?). Pues nada, compro un billete de bus para el centro y espero el susodicho auto, no tardo en llegar un bicho de dos plantas, “típicos ingleses”, pero que no sabes lo cutres que son hasta que los ves, y me monté, deje las maletas y me entretenía buscando redes WiFi, pues resulta que el bus tenía WiFi, y aproveché para conectarme con el Iphone y ver el mapa de cómo llegar hasta el hostal, tan sólo había 1 km, no tendría porque ser muy difícil. ¿He dicho que soy gafe? Pues resulta que al bajar del bus, las aceras estaban completamente nevadas y compactadas, es decir puro hielo, pero no solo esa calle, no, toda la ciudad!!! Y ya me veis a mí con mi súper maleta sin rueda, con la maletita, a rastras por la calle, ufff un show, la peña me miraba como diciéndome, chico coge un taxi, pero yo no quería, yo quería aventuras, ¿he dicho aventuras? ¿He dicho que soy gafe? Ah sí lo de gafe si, pues lo confirmo. Soy gafe!!! Si ya tenía jodida la situación yo pensaba, joder, solo falta que se ponga a nevar y ya la hemos liado, pues antes que lo pienso y empiezan a caer cosas del cielo, y yo pensando, va que solo es nieve, ¿NIEVE? Malos pedrolos caían, yo con una maleta tullida, otra maleta a rastras, jodido de frío y cayendo piedras del cielo, ¿se puede pedir más? Pues nada, preguntando preguntando y gracias también a mi súper orientación, averigüe más o menos como se llegaba, y media hora después de bajar del bus, llegue al hostal. Me atendió un indio o pakistaní, no sé lo que era, pero a este sí que no le pillaba ni papa de lo que decía, yo tenía una reserva echa y pagada, pero este tipaco no se aclaraba, al final la encontró, me dio una tarjeta y subí a la habitación, como comprenderéis, reventado, destruido, aniquilado, muerto, y todos los sinónimos que encontréis. Mi habitación consta de dos literas, y un total de cuatro ocupantes, yo uno de ellos, otro un chino canadiense de 23 años, otro un tío raruno de vete tú a saber que curra de imagínatelo tu, y por último un señor mayor, inglés, que está de vacaciones, este tío es un crack, me da mazo de conversación y se le ve un buenazo. Dejé las cosas, hablé un rato con estos y me fui al hall a esperar a mi primo, el cual no tardó en llegar, nos saludamos y estuvimos un rato hablando, pero yo me quería morir del sueño que tenía, así que al rato de hablar nos despedimos y quedamos para mañana para empezar con la búsqueda de piso, así que mañana ya os contare la experiencia resultante.

Creo que esta vez me he pasado, pero es que han sido dos días muy intensos, en los que no he parado de hacer cosas, olee a aquellos que han llegado al final, y a los que no, os entiendo, este blog, más de manteneros informados, lo hago en forma de diario, para que cuando acabe esta experiencia tenga mi día a día, o mis anécdotas más divertidas, para poder recordarlo cuando quiera. Un saludo a todos los que me leéis y gracias por estar ahí.
Cheers!

1 comentario:

  1. joder macho, no puedo parar de leer!! qiero mas!!! qiero maaaaaaas! como va la busqeda de piso???? a ver si te qitas el gafe de una vez nano, q a este paso no welves entero y todos sabemos q cada partecita de ti es oro puro!! :D
    muchos besossss y ya veras como en nada empieza a ir todo sobre ruedas!! :) te qerooo

    ResponderEliminar