4 dic. 2010

Jueves 2 de Diciembre de 2010

Me levanto otro día... Misma rutina mañanera... Bajo de la litera, me desperezo, me estiro cual marsupial y miro por la ventana. Ooohh la misma vista que ayer, y que el día anterior y que el otro... Blanco.

El día de hoy parece tranquilito, y así fue, se supone que tenía que ir a la Agencia D.J. Alexander para hablar los términos del contrato del piso del alemán que fuí a visitar ayer, pero tras una larga meditación nocturna en mis aposentos, he decidido dejar pasar ese piso; sé que estaba de puta madre, pero eran 380 libras y encima estaba a tomar por culo del centro, sí en un barrio bien y tranquilo, pero a tomar por culo (siempre se tendría que depender de buses); por eso mi primo y yo, hemos decidido que vamos a buscar pisos por el "centro", y eso hemos estado haciendo toda la mañana. Hemos enviado mazo de mails pidiendo información y nos han contestado 3, con los cuales hemos concertado una cita para mañana viernes. Son pisos literalmente céntricos que en cosa de 10 minutejos te plantas en el meollo de la ciudad.

A comer hemos ido a un Burguer King, "Doble CheessBacon XL no se que movidas mas", no hace falta que diga el tamaño de susodicha hamburguer, no? Y después paseito por las tiendas, para poder observar el consumismo en todo su esplendor.

Dos cosas caracterizan a Edimburgo, UNO, es que, "al mal tiempo, buena cara", me explico: Conforme está la ciudad, llena de nieve, las calles con charcos, nieve papa, placas de hielo, frío tremendo, etc. la peña sigue saliendo de casa, sigue saliendo a pasear y sobre todo siguen saliendo a COMPRAR, y aquí viene el punto DOS, aquí no conocen la crísis, la gran mayoría come fuera de casa, compra cafés (bastante caros por cierto), donuts, pasteles; tmabién compran ropa (a saco), movidas electrónicas, etc.; vamosss que hay un contínuo movimiento de dinero, y tampoco se de donde lo sacan, porque a todas horas las calles estan repletas de gente, así que no se cuando trabajaran....
Y creo que el día de hoy ha sido esto, buscar pisos, concretar citas, caminar por la ciudad, observar a las mujeres escocesas (muy peculiares por cierto, tanto en la forma de ser como en la forma de vestir (amaizing)), para al final acabar en el hostal hablando con los compañeros de habitación sobre la vida (sí, muy filosófico la verdad) y tirarme en la cama a ver unos capitulitos de Dexter y a dormir...

Vaya día más soso, pero aunque no os lo creáis me lo he pasado en grande ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario