19 mar. 2011

EURO TRIP [3º PARTE] - HOLANDA

Y por fin llegó la tercera y última entrega de mi Euro Trip!!! Con este post doy por finalizada la trilogía, y a partir de ahora, los próximos post serán un resumen de lo vivido durante éste último mes y cosas nuevas que me vayan sucediendo en estos días...

Buenooo, "Tercera Parte"!! Mucha gente está confundida, porque se piensan que me fui a Amsterdam y NO. Fui a Amsterdam y a muchos más sitios. Digamos, para concretar, que fui a Los Países Bajos, también conocidos como Holanda. Nuestra base estaba en Veenendal (creo que se pronuncia... Ferendal, David corrígeme si me equivoco xD). Os adjunto un mapa, para que veáis el recorrido.


El punto de partida es el Aeropuerto Internacional de Amsterdam "Schipol", situado bastante cerca de Amsterdam, como podéis comprobar, pero como os he dicho antes, nuestra base estaba en Veenendal, a unos 80 km del punto inicial. Dicha base era la casa de un amigo de mi acompañante, dicho así suena raro, pero teniendo en cuenta de que fui con Laura, pues la casa era de un amigo de Laura, llamado David, el cual estaba por allí aprendiendo el Holandés (el idioma, no confundamos... porque sabemos que está el francés, el griego... ejem... va al tema xD). Y os preguntaréis... ¿¿Como llegasteis desde el aeropuerto hasta Veenendal?? Pues muy fácil. Alquilando un coche. En verdad suena atrevido... Porque no teníamos más que unas miseras indicaciones las cuales decían: "Ixes, esquerre, dir Utrech, tot recta, eixida 23, detre, veus Burguer King, esquerre..." Y no, no me he vuelto loco, pero esto es lo que ponía en un trozo de papel, y se supone que con estas indicaciones teníamos que llegar... Aiiissss!! Menos mal que tengo un iPhone 4, y menos mal que me descargué (gratis) el Tom Tom de Holanda y tan sólo hizo falta poner la dirección y conducir.

Vaaa!! Os voy a poner la foto del cochecito que alquilamos, se trata del nuevo Opel Corsa, es así recogidito, cae simpático pero vaya patata de coche... Eso no va ni cara al aire, ni cuesta arriba y de los 120 para arriba es un infierno y una eternidad... Pero os tengo que ser sinceros, nos saco de muchos apuros y nos dio mucha libertad para viajar, sin necesidad de trenes, buses ni historias (los cuales son bastantes caros aquí), así que nada, muy contentos con la adquisición del cacharrito este y nos pusimos rápidamente en ruta.

Al principio tuvimos que improvisar por unos momentos, ya que mi Gadget (iPhone) no pillaba cobertura, y el GPS del mismo no funcionaba, hasta que al final lo hizo. El camino bastante bonito, todo oscuro, buena música electrónica en la radio, amplia autovía de 4 carriles, 120 km/h, todo nuevo, todo bien. Veenendal nos recibió con no mucha luz en las calles, muchos frío que junto a una alta humedad, la sensación era horrorosa.



Aparte del frío, al llegar cerca de la casa de nuestro amigo, nos recibió la unidad montada (en bicicleta) de la policía de Amsterdam, a lo Pacific Blue. Este fue el primer contacto con la policía holandesa, el cual no fue el único. Después de eso, apareció David, nos acompaño a su casa (vaya casa por cierto), cenamos, estuvimos de charreta y pronto a dormir porque al día siguiente teníamos que madrugar.



Al día siguiente fuimos de nuevo al Aeropuerto de Schipol, a recoger a la novia de Deivid, después pusimos dirección Amsterdam. ¿El día? Un frío de cojones, como nunca antes había pasado, un viento que para que contaros, la humedad disparada y yo me quería morir... Hacía mucho tiempo que no lo pasaba tan mal, ni cuando llegué a Edimburgo y estábamos a -14ºC. La ciudad en sí es bastante bonita, rodeada de canales, edificios curiosos, iglesias, catedrales, muchas tiendas y lo que más me llamó la atención, las bicicletas. Había oido hablar sobre este método de transporte en Holanda, ¿¿¿Pero tanto??? Es una puta locura lo que se vive aquí con las bicis, tienen sus propios carriles, sus propios semáforos, y puedes ir casi por todo el país con bicicleta, ya que al lado de las carreteras suele haber un carril bici, una locura vamos... Después ves los "Parkings" de bicis y es para volverse loco. Os pongo un par de fotos acerca de la locura bicicletil.

Si pincháis en las fotos las podréis ver más grandes, y así daros cuenta de la cantidad de Bicis que hay... Este es uno de los muchos Parkings de bicis que hay a lo largo de Holanda, quizás el más impresionante, un Parking de tres plantas, lleno hasta los topes de bicicletas. También hay que decir que tienen preferencia en todo, ante los coches, ante los peatones, ante absolutamente todo!! Son los amos de la ciudad, y como tales se lo creen y van como locos, no te pongas por en medio de un ciclista, que te pitará (si es que tiene pito su bici) o te gritará y se acordará de tu madre, otro caso es que te atropelle, que también puede ser. Dejando a un lado la locura de las bicis, voy a hacer hincapié en un tour que hicimos por los canales de Amsterdam, el cual te da la vuelta por la ciudad, mostrándote los edificios más característicos de la misma. La verdad que nos vino de lujo porque con el frió que hacía fuera, se agradecía un ratito de calor y tranquilidad.

Después del tour, dimos una vueltecita por los lugares más emblemáticos de Amsterdam, como son el Barrio Rojo, o la visita a la zona donde se concentran una gran cantidad de Coffee Shops, entre ellos destaca uno, la cadena "Bull Dog", digamos que se trata de un McDonalds, pero de sustancias psicotrópicas , como no, antes de volver a nuestra base en Veenendal, hicimos una parada por un Coffee Shop en el cual adquirimos 15 gr de trufas, no nos podíamos ir sin probar estas cosas... Así que después de un día duríííííííiísimo decidimos volver a nuestra base.

Ahora os haré un repaso del resto de días así en versión rápida, para acabar exponiendo mi teoría sobre el uso de las "trufas mágicas". Como no, teníamos que desayunar todos los días, y que mejor que cargar pilas con estos donuts, muy ricos por cierto. Después del desayuno, empezaba la aventura diaría. Un día fuimos a una ciudad pueblo que no recuerdo, otro día a otra, pero lo peor de todo es que no recuerdo los nombres, ya que aquí todo tiene nombres muy largos y raros...


La verdad que las ciudades/pueblos de Holanda son muy parecidas entre sí, ya que en todas hace un frío espantoso, muchas de ellas tienen canales, los edificios son casi iguales, las tiendas, los nombres, las bicicletas, etc... todo se repite, pero cada ciudad tiene su encanto particular. Ahora os pondré unas fotos de las ciudades que visitamos, y así os ahorro el leerme, además que hoy estoy bastante espesito a la hora de escribir, tengo hambre y se hace tarde, así que aquí tenéis, las mejores fotos que tengo en mi móvil.

Después del tour de fotos, que espero que os hayan gustando, os voy a introducir brevemente en el mundo de la comida de pared. Os preguntareis ¿Comida de pared? ¿Qué coño es eso? Pues es un negocio simple, bastante rentable, muy arraigado entre los holandeses y a la vez curioso. Dicho sistema de venta alimenticia consiste en tener una "pared" (lógico si decimos que se llama comida de pared), y "comida", estos serían los puntos principales de este negocio. Pero como una imagen vale más que mil palabras, os voy a poner un par de imágenes donde captaréis enseguida la dinámica de este negocio.

Como podéis observar, se ve la pared, con pequeños habitáculos calefactados, donde en su interior se ubica la comida, arriba tenemos el precio de dicha comida (varia entre 1 y 2 €), y tan solo debemos introducir el importe exacto en la máquina para que podamos abrir uno de esos compartimientos y bualá, listo para comer. Referente a la comida podemos encontrar desde croquetas gigantes con diversos estilos de rellenos, san jacobos, unos rellenos de jamón york, otros de queso; patatas fritas (muy típicas por esta zona) y todo tipo de fritangas que os podáis imaginar. Pinta de ser sano no tiene... pero la gente acude en masa a estas "paredes" a picotear entre horas, o hacer una mini comida rápida, deciros que tiene más adeptos que un Burguer King o McDonalds. La verdad que muy interesante...

Y ya para acabar, quiero hacerlo con mi opinión sobre las "trufas mágicas", se deben comer (masticar), con el estomago vacío y no mezclarlas con alcohol ni canutos ni otro tipo de drogas. Los efectos tardan en aparecer unos 30/40 minutos después de haberlas comido. El tipo de trufas que elegimos, no eran muy fuertes, el efecto siempre fue controlable (nada del otro mundo) y si querías que le viaje finalizara, simplemente debías tomarte una Coca Cola o comerte un trozo de chocolate, vamos, darle azúcar al cuerpo. Teníamos 15 gr... esos 15 gr para una persona le ofrece un viaje alucinante, pero como eramos novatos en esto de las trufas, yo me comería unos 8/9 gr y mi compañera el resto (ya que al ser chica, pues puede que le pegara más, yo que sé), y nada, al principio bien, pero después fue una de risas sin parar, yo lloraba de la risa con cualquier cosa, e incluso veía como algunas plantas se deformaban, colores extraños etc... La verdad que nos las tomamos en plan tranqui, y tampoco fue nada del otro mundo. Pero si están de burrera con colegas, jugando a algo, viendo la tele, hablando, por la calle, puede ser muuuy brutal la verdad. Yo lo recomiendo para esos momentos de locura con amigos, ya que tienes unas buenas risas aseguradas. Así que nada, os dejo para acabar la foto de las susodichas trufas y doy por finalizado mi Euro Trip. A partir de mañana contaréis con noticias diarias y frescas sobre mi vida en Edimburgo y nada, a ser felices chavales.


[THE END]

PD: Se admiten comentarios.... (mamones...)

2 comentarios:

  1. JAJAJAJAJAJJAJ ahora leo lo de las trufas!!! jajajaja y entiendo la etiqeta... un honor... dudoso?? ajajaj NO! jajajaj q grande n??? no podrias haber comprao unas poqicas y traerte pa Spain?? tengo ganas de q vengas, no se pq :)love u 4ever trufero!

    ResponderEliminar
  2. vaya tela... se pronuncia fenendal, te obligo a que cuentes lo de la policia excibicionista(que palabra mas dificil de escribir jeje)...las fotos de los canales son de utrecht todos abreis oido hablar del famoso tratado de utrecht... hay cierta persona un poco pica contigo ya te contara el motivo...jeje hasta pronto

    ResponderEliminar